En La Pampa, el 85 % de la población con fibra óptica

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

CONECTIVIDAD A 17 LOCALIDADES

El gobierno de la provincia anunció ayer que 17 localidades de la provincia serán beneficiadas con el tendido de una red de fibra óptica urbana, en el marco de una obra global que prevé la ampliación troncal de la red provincial de fibra y el multiplicado por cinco de la actual capacidad de transmisión de datos.
Según el anuncio del gobernador Sergio Ziliotto y el ministro de Conectividad y Modernización, Antonio Curciarello, la inversión es cercana a los 500 millones de pesos, algo así como 5,8 millones de dólares que aportará en su mayoría el Estado Nacional mediante ANR del Ente Nacional de Telecomunicaciones, aunque por lo grande de la cifra La Pampa afrontará también una importante suma.
Al sumar ahora estas localidades, que implican aproximadamente unos 27 mil habitantes, los pampeanos que recibirán servicios de telecomunicaciones vía fibra serán unos 300 mil. Las redes de fibra son imprescindibles en ciudades y localidades con buen número de habitantes, pero en muy pequeñas poblaciones, cercanas además a centros más poblados, pueden conectarse mediante enlaces inalámbricos.
Ayer por la mañana, mediante una reunión virtual con autoridades, cooperativas y prestadores privados, el gobierno anunció en forma oficial lo que LA ARENA adelantó en su edición del 14 de septiembre: la ampliación de la red troncal de fibra a cinco localidades y mediante ANR, que en ese momento se gestionaban.
La nota de entonces mencionó además la necesidad de ampliación de la capacidad electrónica para «iluminar» una fibra que tiene un gran margen para ser cargada con mucho más todavía. Doblas, Alta Italia, Metileo, Trenel y Colonia Barón son las localidades que se sumarán. Desde ahí, y mediante otro tipo de enlaces, se podrá agregar a más localidades.
Localidades.
La novedad en el anuncio de ayer está en el agregado de la obra de fibra interna para 17 localidades que, mediante cooperativas o prestadores privados, podrán tener también los servicios de internet, televisión y otras aplicaciones mediante esta tecnología.
La nómina incluye a Algarrobo del Aguila, alejada de la red troncal. Hoy, el servicio es municipal, al igual que en Santa Isabel constituyéndose en las dos únicas donde internet lo ofrece el Estado local.
Por esa localidad pasa la red de Arsat, la empresa nacional. «Con ellos estamos conversando para lograr un acuerdo que nos permita llegar allí con nuestro servicio y mejorar la conectividad en la localidad, lo que reclaman todos», afirmó una alta fuente del ministerio ante la consulta.
El vocero indicó además que «es una primera parte, la intención es que las 80 localidades tengan la misma calidad en el servicio. Hoy, hay lugares donde es un servicio malo y en otros ni llega. Por eso los intendentes de estos primeros pueblos coincidieron en la necesidad de tener fibra, no importa mucho después quién sea el prestador local. En todo caso está la posibilidad de la libre competencia».
El resto son localidades en las que hoy los servicios no son buenos y donde tanto cooperativas que intervienen o prestadores privados tienen dificultades para hacer las inversiones que permitan dar el salto de calidad.
El detalle.
La nómina completa es: Abramo, Algarrobo del Aguila, Alpachiri, Arata, Ataliva Roca, Carro Quemado, Col. Santa María, Cuchillo Co, General Campos, Lonquimay, Loventuel, Miguel Cané, Quehué, Rucanelo, Santa Teresa, Telén y Uriburu.
En Alpachiri hay tres prestadores privados de internet y uno de TV por cable. La cooperativa de servicios públicos tiene hoy internet y había anunciado poco tiempo atrás de su intención de ir por la fibra, esto luego de sumarse a Empatel.
Ataliva Roca, Uriburu y Lonquimay son interconectadas de la CPE de esta capital, que ya tiene servicio en Toay y espera la licencia para Catriló. Ahora podrá añadir, si así lo considera, a estas tres localidades.
En los casos de Colonia Santa María y Quehué, se trata de interconectadas de la Cosega de General Acha, que anunciaron que estaban empezando a gestionar junto a las autoridades de estas dos localidades y de Perú y Unanue, fibra para llegar con todos los servicios posibles.
Con fibra troncal llegada a la zona junta al gasoducto, Telén, Carro Quemado, Loventuel y Luan Toro tienen servicios privados, pero también la intención manifestada por la cooperativa de Victorica, cabecera de la región, de sumar las telecomunicaciones a su nómina de servicios. Por Cuchillo Có pasa el troncal del acueducto que lleva consigo la fibra.
Diferencias.
En el caso de General Campos y Santa Teresa, se trata de dos localidades con el troncal de la fibra cercano (la segunda) y en la propia localidad (Campos). Son interconectadas de la cooperativa de Guatraché y tienen además servicios privados de TV e internet.
Abramo recibe internet por un enlace con la cercana cooperativa de Bernasconi, que ahora tendrá esta herramienta y podrá también utilizarla para la TV por cable.
En Arata, ya hay un incipiente trabajo de tendido de fibra por parte de la cooperativa, que es la única prestadora de televisión e internet. En Rucanelo, hoy el servicio es de la cooperativa de Winifreda. Hace muy pocos días, el gerente de la cooperativa de servicios Hernán Camps le dijo a este diario que habían iniciado gestiones para llegar allí y a Conhello con la fibra porque el servicio que prestan no es el deseado. Por último, Miguel Cané es interconectada de la cooperativa de Quemú Quemú y cuenta con servicios privados.
Por una ley pareja
Al hacer el anuncio ante autoridades municipales, cooperativas y prestadores privados, se dejó en claro que las redes locales serán compartidas por los actuales prestadores de servicios, manteniendo los usuarios actuales y dejando a la libre competencia la situación en el futuro.
Ante el pedido de precisión de esta redacción, anoche fuentes oficiales dejaron en claro que no hará falta ser asociado a Empatel para utilizar las redes. “El que está dando servicio o el que quiera dar, lo podrá hacer. Con esta tecnología pretendemos igualar hacia arriba, son pueblos en que ni siquiera las cooperativas están en condiciones de hacer las inversiones”, precisó el calificado vocero.
De lo que tampoco hay dudas es que las nuevas redes se tenderán usando los soportes (columnas) ya existentes. Esas columnas por las que hoy, aún plenamente vigente la ley, la mayoría de los que las usufructúan no están pagando lo que corresponde. No estaría nada mal que, en el futuro los privados tengan la obligación de estar al día con el pago del canon por su uso, algo que por ahora están todos lejos de cumplir. Sería ley tan pareja como permitir que la competencia decida sobre cada servicio y en cada lugar.