Desde Nación advierten que La Pampa se encuentra entre las provincias donde más han aumentado los casos de COVID-19

El Gobierno sigue con preocupación la situación sanitaria y se mantiene en alerta ante el incremento de casos de coronavirus que se observa al inicio de la temporada de verano.
La curva de contagios se mantiene en aumento en la mayoría de las provincias, pero especialmente en Buenos Aires, la zona del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), La Pampa, Misiones y Jujuy.

Las autoridades notan cierto “relajamiento” en las medidas de prevención contra la enfermedad, principalmente en la Costa Atlántica, donde se vieron imágenes de playas repletas de gente, por fuera de los protocolos establecidos.
Las cifras de casos de coronavirus en la Argentina aumentaron significativamente en las últimas semanas y las autoridades ya hablan de un próximo rebrote.
Mientras los casos suben, la temporada de verano se puso en marcha. El Ministerio de Turismo informó que el partido de La Costa es el destino turístico más elegido por los argentinos: según los registros oficiales, ingresaron más de 210.000 personas en el último fin de semana de diciembre.
En Mar del Plata, que solo en diciembre recibió a más de 585.000 turistas, el número de casos diarios no baja de 275 desde el 1° de enero. A mitad del mes pasado, la cifra de positivos era de 87.
Las autoridades analizan la presión sobre el sistema sanitario que, por el momento, “no se encuentra colapsado”. Aunque el Gobierno provincial señala que la ciudad es uno de los lugares donde “vienen subiendo fuertes los contagios”, desde allí explicaron que “hay en total 170 camas de terapia intensiva, de las cuales solo 26 están ocupadas por coronavirus″.
Según el reporte oficial, las provincias en donde están aumentado los casos de coronavirus son la de Buenos Aires, la zona del AMBA, La Pampa, Misiones y Jujuy. Vizzotti remarcó, además, que “los que más se infectan son los jóvenes”. Al respecto, explicó que el 10% de los contagios se da en la población de entre 0 y 19 años mientras que el 43,3% es en personas de entre 20 y 39 años; el 31%, en las de entre 40 y 59 años y el 15% corresponde a los mayores de 60.
Por último, advirtió que hay un relajamiento en los cuidados frente a la pandemia, que atribuyó en parte a las fiestas navideñas y de fin de año. “Fueron momentos de encuentro, de relajar los cuidados. Es muy importante volver a prestar atención al metro y medio de distancia, al tapabocas, al lavado de manos, a encontrarnos en espacios abiertos”, subrayó al tiempo que llamó a “no subestimar ningún síntoma, consultar precozmente y hacer medidas de aislamiento en caso de ser contactos estrechos”.